martes, 26 de abril de 2016

Belmez de la Moraleda


Uno de los fenómenos parapsicológicos a nivel nacional, incluso podríamos decir a nivel mundial, fue el conocido como "las caras de Belmez".

No vamos a entrar a relatar la extensa historia de las caras por la gran cantidad de información que ya existe sobre ello pero intentaremos facilitar un poco de información antes de comentar nuestra visita a tan interesante lugar.

En 1971 apareció en el suelo de la cocina de la casa de María Gómez Cámara lo que parecía ser un rostro humano, esta sería la primera de las caras. Pensando que se trataba de un defecto del cemento llamaron a un albañil para lo arreglara pero la cara volvió a aparecer y, además, iba cambiando de posición. Esta cara sería conocida a partir de entonces como "la pava".

Los siguientes días fueron apareciendo más caras y comenzaron a darse extraños sucesos en la casa, lo que provocó que grandes investigadores como Fernando Jiménez del Oso, Germán de Argumosa o Pedro Amorós fueran a investigar el fenómeno.

Tras la muerte de María en 2004, comenzaron a aparecer nuevas caras en su casa natal, situada una calle más arriba, y comenzó a hablarse de "las nuevas caras de Belmez".

Las caras más conocidas son "la pava" y "el pelao"y son prácticamente las únicas que aún pueden verse en la casa antigua.
Sin embargo en la nueva casa pueden apreciarse varias caras en el suelo y paredes de la habitación del final de la planta baja, donde pudimos realizar algunas fotografías.



La pava



El Pelao



31 de Octubre de 2015


Asistentes:

Eugenia Hernández
Oliver López
Carlos Jurado
Jorge Chillón


El sábado 31 de octubre llegamos a Belmez de la Moraleda y a primera hora de la tarde contactamos con Diego y Miguel, hijos de María Gómez Cámara, con los que nuestro compañero Oliver ya había quedado en que iríamos a grabar a la casa y desde el principio nos dijeron que no había ningún problema, que esperaban nuestra visita.



LA CASA ANTIGUA

Sobre las 18.00 hs llegamos a la casa, situada en la calle Mayor, donde nos recibieron Diego y Miguel sin apenas dejarnos entrar más allá del hall, como haciéndonos barrera, lo cual nos sorprendió un poco.




Hall de la casa



El Pelao


Habíamos quedado en pasar unas horas y realizar algunas grabaciones.
Nuestra sorpresa fue cuando nos pidieron la voluntad, les ofrecimos 60 € y Miguel nos dijo que por lo menos debían ser 500 €, que 60 € era muy poco.
Lógicamente nos quedamos pasmados, además de porque en ningún momento se nos había dicho que tendríamos que pagar, porque la cantidad que nos pedían era bastante elevada.

Tras casi 50 minutos de negociación conseguimos que nos rebajasen a 150 € el precio, pero entonces ante nuestro asombro nos dimos cuenta de que ese pago correspondía solo a realizarles una entrevista donde nos relataran la historia, que bajo ningún concepto se podían grabar psicofonías, video, etc... ni por 150 ni por 500. De hecho al principio no nos querían dejar ni hacer fotos, pero luego ya fueron aflojando un poco la cuerda.
En ese momento ya dimos por perdida la investigación en la casa.



BUSCANDO UNA ALTERNATIVA

Con los ánimos un poco bajos y algo enfadados nos marchamos a un bar cercano a tomar algo y debatir cuál sería nuestro siguiente paso, sobre todo porque habíamos hecho más de 400 km para nada y teníamos que buscar una alternativa.
Estábamos bastante molestos por el hecho de que no se nos hubiera dicho con anterioridad que había que pagar una alta cantidad de dinero y que no se podría grabar y, sobre todo, porque nos habían dicho todo lo contrario atrayendo nuestra atención.

Suponíamos que nos iban a pedir dinero porque ya nos lo habían comentado otros compañeros que habían estado allí anteriormente, pero no un precio tan alto, y lo que nunca podríamos haber imaginado es que no nos iban a dejar grabar, porque llegados a ese punto incluso estábamos dispuestos a pagar los 150 € si con ello conseguíamos pasar unas horas en la casa y grabar.



LA CASA NUEVA

Finalmente decidimos ir a la casa nueva, situada en la calle Cervantes, aunque sabíamos que Diego Gamero y su grupo de investigación GIPB no se encontraban ese fin de semana en Belmez y, al ser el grupo encargado de las investigaciones en la misma, no podíamos grabar.




Llamamos a Mari y Jose, familiares de María y dueños actuales de la casa nueva, y quedamos en subir en media hora. Al llegar nos recibieron muy amablemente y nos enseñaron la habitación del final de la planta baja donde se aprecian en el suelo y las paredes diferentes caras.
















Tras unos 15 minutos, nos despedimos y quedamos en volver por la mañana para visitar la casa con más tranquilidad y con nuestros compañeros Carlos y Jorge, que se habían quedado esperándonos en el Bar.

Al día siguiente, además de la habitación que habíamos visto la noche anterior  y donde habíamos realizado algunas fotografías, también tuvimos la ocasión de ver la cocina y la habitación que había visto crecer a María Gómez Cámara.


 Habitación de María Gómez Cámara



EN BUSCA DEL CEMENTERIO

Estuvimos pensando en ir al Santuario de la Virgen de la Cabeza, situado en Andújar, pero quedaba algo lejos, a unas 2 horas en coche, y estábamos cansados y desganados para hacer otras 4 horas de viaje, por lo que decidimos dejar el equipo en la furgoneta, cenar algo y después ir a buscar el cementerio para grabar en el exterior del mismo.

Sobre las 22.15 hs, una vez habíamos terminado de cenar, cogimos la furgoneta y fuimos en busca del cementerio.
Un hombre nos había indicado como llegar y al parecer estaba muy cerca y era fácil llegar. Teníamos que aparcar en un descampado junto a una plaza con un Kiosco.

Dimos varias vueltas con la furgoneta pero no encontrábamos el lugar. Entonces Carlos comentó que él no iría al cementerio y justamente yo tuve el mismo presentimiento, que no debíamos ir y que además se estaban dando una serie de circunstancias para que no llegáramos y así se lo hice saber a mis compañeros.

Encontramos un descampado que parecía ser el que nos habían indicado y subimos un camino de tierra bastante empinado creyendo que era el correcto. Tras un buen rato caminando tomando diferentes caminos nos dimos cuenta de que allí no era.
Bajamos y recorrimos todas las calles posibles cerca de la zona donde supuestamente debía estar y finalmente le preguntamos a un hombre que nos encontramos por el camino, el cuál nos contestó "Donde habéis aparcado la furgoneta, todo recto".

Seguimos todo recto y encontramos la plaza donde estaba el kiosco. Cogimos de las 4 calles las 3 que no eran y ya aburridos de no encontrarlo cogimos la cuarta calle que era la única que nos quedaba por probar.
Tardamos unos 20 minutos en llegar desde la casa iluminada al principio del camino hasta el cementerio. Jorge y Oliver se habían adelantando para ver si era el camino correcto o no, Carlos y yo íbamos un poco más atrás.

Justo llegando al cementerio tuve la sensación de que estábamos ya cerca y Carlos dijo "mira está ahí".
Nos encontramos con nuestros compañeros bajando la cuesta y Oliver nos comentó que había visto a una mujer de blanco que le había dicho "Por aquí, este es el camino" justo cuando estaban comentando Jorge y él que no era por ahí.

Bajamos la calle hasta llegar a la parte baja del cementerio, donde se encuentra la entrada al mismo, y nos pareció a todos que había gente dentro, sin embargo no había nadie o al menos eso creímos.
Decidimos grabar en el exterior del cementerio y cuando Oliver le dio al rec su grabadora no funcionaba, tuvo que cambiarle las pilas aunque ya llevaba puestas unas nuevas.

Al rato, Oliver y Jorge fueron a la parte de arriba del cementerio a grabar pero Carlos y yo nos quedamos sentados en las escaleras de la entrada.


Entrada al cementerio


Pasados unos minutos decidimos subir hacia donde estaban ellos y una vez allí  tuve la sensación de que había más gente, sin haberla.
Carlos dijo que no era la noche idónea para ir al cementerio al ser la noche de los difuntos.
Entonces oímos como una piedra caía al suelo al parecer lanzada por una mano invisible.

Tras realizar las grabaciones pertinentes Carlos y yo nos marchamos ya que quedaban 20 minutos de camino y así íbamos adelantando.
Nuestros compañeros querían quedarse hasta las 00.00 hs, por lo que quedamos en vernos en la plaza.

No habían pasado ni 5 minutos caminando cuando de repente divisé a pocos metros la casa iluminada del principio del camino.
No era posible, ¿si habíamos tardado tanto en recorrer el camino cómo podíamos estar allí ya?
No podíamos haber tardado 20minutos en ir y 5 minutos en volver.
Se lo comenté a Carlos y él también percibió ese extraño cambio de tiempo que no cuadraba para nada.

Cuando llegamos a la plaza del kiosco nos sentamos en un banco y estuvimos comentando todo lo ocurrido hasta el momento.
Le dije a Carlos que nuestros compañeros iban a venir con alguna historia que contarnos.
Unos 20 minutos después aparecieron con las caras desencajadas por otra calle que no era la misma por la que nosotros habíamos venido, curiosamente esa calle la habíamos cogido anteriormente y tampoco encontramos el cementerio.

Les preguntamos qué había pasado y Oliver nos dijo que a las 00.00 hs Jorge dijo que iban a empezar a pasar cosas y entonces oyeron como una piedra caía al suelo, escucharon pasos detrás de ellos, pasos delante y entonces decidieron marcharse, pero por lo visto se equivocaron de camino y siguieron recto en lugar de subir por la cuesta como antes y por eso aparecieron por la otra calle.

Yo le comenté a Oliver lo del tiempo de recorrido del camino que no coincidía el de ida con el de vuelta y entonces Jorge le dijo "Ves lo que te he dicho".
Los cuatro vivimos el mismo fenómeno espacio-temporal.
*Después el domingo por la mañana comprobamos que el camino correcto era el corto, pusimos el cronómetro e incluso parando a hablar un momento con un señor por el camino tardamos 6.22 minutos en llegar desde la casa del principio del camino al cementerio.

La teoría que barajamos es que, como ya había dicho desde antes de aparcar la furgoneta, algo no quería que llegáramos al cementerio.



LA OTRA CASA

Por suerte, el viaje mereció la pena, además de por lo anteriormente relatado, porque tras la visita al cementerio tuvimos la ocasión de ir a realizar grabaciones y pruebas de psicoimagen en otra casa de Belmez donde nos ocurrieron cosas cuanto menos curiosas.

Sin embargo, a petición de los dueños no podemos dar ningún tipo de información, ni publicar fotos ni videos donde se pueda apreciar el interior y/o exterior de la casa.
Solo podemos relatar los hechos ocurridos y mostrar los resultados psicofónicos y de psicoimagen obtenidos.

Sobre las 00.30 hs llegamos a la casa e instalamos nuestros equipos en el salón.
Una vez instalado fui a la habitación de al lado y cuando entré hacía un frío que no era normal, era mucha diferencia entre una habitación y otra, por lo que entré en la cocina y después en el baño para comparar y esa era la única estancia de las 4 que había en esa planta donde hacía bastante más frío.

Fui al salón y lo comenté con mis compañeros, cogimos el termómetro de pistola infrarroja y otro fijo y la diferencia entre las otras habitaciones y esa era de algunos grados, además había bajadas de temperatura bruscas.
Es normal que en la habitación donde estábamos hiciera más calor por el propio calor que desprendemos, pero la temperatura descendía rápidamente y era mucha la diferencia.

Cogí la cámara de video, la conecté a la corriente y la puse a grabar enfocando hacia el interior de la habitación desde la puerta.
Mientras estaba poniéndola saltó el detector de movimiento que habíamos puesto en la cómoda.
No estaba segura si podía haberme captado a mí al conectar en el lado la cámara en el enchufe, aunque este estaba situado detrás, por lo que esperé un poco a que parara.
Justo acababa de conectarla a la corriente e iba a darle al rec cuando la cámara se apagó sola, cosa que no tenía ningún sentido ya que además de estar cargada al 100% estaba conectada a la luz.

También pilas que estaban nuevas, en su paquete precintadas, no funcionaron cuando las puso Jorge en su grabadora.

Al poco rato, saltó el detector de la habitación sin nadie dentro quedando registrado en la cámara de video. Tuvimos que entrar a pararlo porque se volvió loco.
*No podemos poner el video para respetar la privacidad de la casa.

Realizamos una serie de grabaciones de audio, video y psicoimagen durante algunas horas.

Al ir a grabar la segunda prueba de psicoimagen salió un aviso en el ordenador de que no reconocía la cámara, cosa rara que nunca había pasado, pero afortunadamente conseguí que funcionara enseguida.

Sobre las 02.00 hs escuchamos un golpe en la esquina del salón junto al sofá, después otro golpe más fuerte, la vela que Jorge había encendido situada sobre la mesa se apagó sola y al parecer su grabadora en ese momento no había grabado nada.

En uno de los videos registrados se ve como Oliver pasa por delante de la cámara para coger la grabadora que había dejado sobre la cómoda de la habitación. Justo cuando sale de la misma, la cámara sigue grabando 2 minutos más pero con la pantalla completamente en negro.


RESULTADOS OBTENIDOS


PSICOFONÍAS


1ª Psicofonía

Vuelve a bajar, tío, mira. (hablando de la temperatura)
Muy raro... 

- Jódete   

Estos cambios me joden...  


2ª Psicofonía

Hablamos entre nosotros.

- Aquí no va ... ven ... ven     


3ª Psicofonía

¿Hay alguien aquí?

- Si !     


4ª Psicofonía

Hablamos entre nosotros.

- Mamá (llanto niña) ... Tú te has visto (voz mujer burlona)    


5ª Psicofonía

- Salir de casa    


6ª Psicofonía

¿Están en otro lado?

- No pueden ... qué estás haciendo     


7ª Psicofonía

- Yoli    



VIDEOFONÍAS


1ª Videofonía

Ha saltado el detector de movimiento de la habitación.
Que salte por favor, ¿podéis hacer que salte? 

- Ven ... que pasa ... que salte    


2ª Videofonía

Lo tengo.  
Si quieres grabar aquí un poco. 

- Aquí no   

Como la cámara está grabando allí.  


3ª Videofonía

¿No habéis oído un ruido?  
¿Un golpe a que sí?  
Hombre, yo he oído una voz?  

- He oído una voz (voz cantarina)     


4ª Videofonía

Curiosamente la cámara está situada junto a la entrada de la cocina.

- Dame el pan (voz hombre)...dame el pan (voz mujer)     


5ª Videofonía

- Ayúdame      


6ª Videofonía

Habla por encima de nuestras voces.

- Ven    



PSICOIMÁGENES


Psicoimagen 1








Psicoimagen 2








lunes, 23 de marzo de 2015

El Misterio de los números según Pitagoras

Hoy quiero compartir con vosotros la conferencia que dio María José Fernández en las II Jornadas solidarias de Investigación sobre lo desconocido, que tuvieron lugar en Jaén en 2014.






También podéis ver la siguiente conferencia que dio en las XI Jornadas de la luz del Pardal de 2014, titulada "Mis Maestros del Misterio".






domingo, 22 de marzo de 2015

APP ENTRENADOR PSÍQUICO





Desde google play podeís descargaros esta interesante aplicación con el nombre de "entrenador psíquico". 

Es totalmente gratuita y con ella realizaréis tests mediante las cartas Zener con dificultad progresiva hasta alcanzar una mente psíquica desarrollada.











Podréis ir viendo vuestros progresos y competir contra gente de todo el mundo y comprobar en el ranking mundial los resultados.








Os animo a probarlo y dejar un comentario con vuestra opinión.



martes, 14 de enero de 2014

Primer Congreso Nacional de Parapsicología "Mazarrón Mas Allá"

Los días 7, 8 y 9 de febrero tendrá lugar en Mazarrón (Murcia) el Primer Congreso Nacional de Parapsicología "Mas Allá".




COMO ASISTIR AL CONGRESO

Para poder participar en el congreso como oyente, será preciso realizar la reserva con antelación, mediante un ingreso bancario de 10 euros, a este número de cuenta de la asociación ASPADEM (C.C.C. Cajamar 30580203532810026277) poniendo como concepto “MAZARRÓN MÁS ALLÁ” y adjuntando, nombre y apellidos del asistente. Luego mandáis un correo electronico, adjuntando el justificante de pago con el concepto 'Mazarrón más allá' junto al nombre y los apellidos del participante, tanto aquellos que ya han realizado la inscripción como aquellos que vayan a realizarla, a la dirección de correo electrónico congreso@mazarron.es y ya estará hecha la reserva… Para evitar cualquier posible confusión a la hora de retirar su credencial al inicio del congreso, aconsejamos que lleven el D.N.I y el justificante bancario.

Este congreso se realiza sin ánimo de lucro, por lo que el dinero recaudado irá íntegramente a parar a la institución “ASPADEM”, desde donde nos ha facilitado el número de cuenta indicado más arriba.
También queremos facilitar a cualquier persona que quiera colaborar con esta noble causa, que pueda hacerlo, realizando un ingreso (sea la cuantía de dinero que sea) en el mismo número de cuenta indicando en el concepto, “donativo”.
Enlace a la página web del ayuntamiento de Mazarrón, donde podréis encontrar toda la información del congreso:


http://www.mazarron.es:8080/opencms/opencms/portal/turismo-cultura-deportes-festejos/noticias/20_12_13_CONGRESO_PARAPSICOLOGIA.html
 






miércoles, 4 de diciembre de 2013

LA MALDICIÓN, la nueva novela de Mado Martínez

 

Mado Martínez es Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Alicante y Doctora en Lengua y Literatura por la Universidad de Sevilla.
Actualmente está cursando tercer curso de Grado de Antropología en la Universidad de la U.N.E.D. 

Ha escrito más de una decena de libros y publica en las revistas y periódicos nacionales e internacionales más importantes, tales como Año Cero, Mas Allá y Enigmas, Historia de la Iberia Vieja, Planeta Desconocido y Nexus Magazine.
Ha sido miembro de multitud de programas de radio, entre los cuales destacan la sección de misterios del programa Gente de Onda Cero, Tras los Límites y El Sótano Sellado. 





Ya podeís obtener la nueva novela de Mado Martínez donde podréis disfrutar de nuevas sensaciones rodeadas de misterio, muerte e intriga.




Apple Valley, California, años ’50. Johnny y sus amigos regresan a casa en su Cadillac después de una noche de juerga. Lo que parecía ser un cactus en mitad de la oscuridad resulta ser otra cosa. Acaban de atropellar a una niña india paiute y tras descubrir lo que han hecho se dan a la fuga sin mirar atrás.  A partir de esa noche, una horrible maldición les perseguirá para darles caza y a Jonhny y sus amigos no les queda más remedio que viajar a San Francisco en un trayecto lleno de terror en el que  la muerte más horrible les pisa los talones. Necesitan reunirse con su hermana Elizabeth, quien tiene la habilidad de comunicarse con los muertos junto a Sandra, un viejo affaire al que no tiene ningunas ganas de volver a ver. Mientras tanto, la maldición paiute se va cebando con todos y cada uno de ellos y el miedo a lo inevitable se instala con sus garras.  Resígnate a morir o muere sin más pero ¿quién está dispuesto a morir de una forma tan espeluznante?